900 83 44 58 Información para tratamiento (gratuito 24h) | info@cancalau.com

Tratamiento alcoholismo

Estamos para ayudarte

Contamos con un equipo multidisciplinar titulado y con gran experiencia en adicciones, que se preocuparán con efectividad y profesionalidad. Compruébalo.

Infórmate sin compromiso

  • 900 83 44 58 (gratuito 24h)
  • Recepción: 937 57 83 95 de 9:00h a 17:00h

La retirada del alcohol en una persona alcohólica desencadena un síndrome de abstinencia peligroso, que requiere atención médica.

Los síntomas van desde inquietud, nerviosismo, ansiedad, calambres musculares, temblores, náuseas, vómitos, irritabilidad hasta el ‘delirium tremens’, caracterizado por una clara confusión mental, aparición de delirios y alucinaciones, fuertes temblores, etc… El alcohol es una de las drogas que puede matar a una persona por el nombrado ‘delirium tremens’, por ello debemos ser conscientes de como ayudar a un alcohólico, debido a las consecuencias del alcoholismo en su última etapa.

En el Sistema Nervioso Central

En función de la dosis varían, desde una excitación inicial a un estado de depresión del sistema nervioso.

Psicológicos

Con descoordinación motora, dificultades para hablar, relajación, euforia, desinhibición y dificultad para asociar ideas.

Fisiológicos

dependerán de la cantidad de alcohol presente en sangre; los más leves serían la disminución de reflejos y la euforia, por el contrario el más grave sería la muerte por parálisis de los centros respiratorios y vasomotor.

¿Cómo realizamos el tratamiento del alcoholismo?

R

1ª Fase

Tratamiento médico de la intoxicación y síndrome de abstinencia. Sería la fase de la Desintoxicación, controlada estrictamente por nuestros psiquiatras y enfermeras con más de 20 años de experiencia.

R

2ª Fase:

Tratamiento psicológico. Es la fase de deshabituación; modificación de la conducta, control de impulsos, cambio de hábitos y manejo de los factores de riesgo.

ESTADÍSTICAS (pacientes tratados por alcoholismo)

Año 2018 (hasta Junio)

  • de 18 a 25 años: 8 casos 11%
  • de 26 a 40 años: 36 casos 50%
  • de 41 adelante: 28 casos 39%

%

Hombres

%

Mujeres

Año 2017

  • de 18 a 25 años: 11 casos 8,8%
  • de 26 a 40 años: 53 casos 42,4%
  • de 41 adelante: 61 casos 48,8%

%

Hombres

%

Mujeres

Año 2016

  • de 18 a 25 años: 7 casos 6,5%
  • de 26 a 40 años: 46 casos 42,5%
  • de 41 adelante: 55 casos 51%

%

Hombres

%

Mujeres

Año 2015

  • de 18 a 25 años: 5 casos 6%
  • de 26 a 40 años: 32 casos 36%
  • de 41 adelante: 51 casos 58%

%

Hombres

%

Mujeres

Año 2014

  • de 18 a 25 años: 4 casos 5%
  • de 26 a 40 años: 30 casos 38%
  • de 41 adelante: 45 casos 57%

%

Hombres

%

Mujeres

El alcoholismo es una enfermedad crónica, progresiva, con tendencia a la recaída y a menudo mortal. Es producido por la combinación de diversos factores fisiológicos, psicológicos y genéticos. Se caracteriza por una dependencia emocional y a veces orgánica del alcohol, y produce un daño cerebral progresivo y finalmente la muerte. Las consecuencias del alcohol están muy presentes en nuestra sociedad, en la que se consume de forma legal y cotidiana, ya que forma parte de la idea de diversión y socialización de nuestra cultura.

“El consumo del alcohol, ha sido reconocido como un factor de integración social y favorecedor de la convivencia”. Aquí ya nos encontramos con el primer gran problema, el alcohol en la sociedad. Para luego afectar al 12% de la población consumidora con el desarrollo del alcoholismo. El uso repetido del alcohol produce tolerancia, el organismo se adapta a esta sustancia y precisa mayores dosis para obtener el mismo efecto. Algunas personas parecen tener una tolerancia genética y aparentemente les afecta menos.

Sin embargo, muchos alcohólicos presentan la denominada tolerancia negativa, cuando una pequeña cantidad de etanol es suficiente para quedar completamente ebrios, con lo que ya nos encontramos con las primeras señales para una persona con problemas con el alcohol. En el cerebro, al alcohol interactúa con centros responsables del placer y de otras sensaciones deseables; después de una exposición prolongada, el cerebro se adapta a los cambios que produce y se vuelve dependiente de él, la adicción al alcohol ya está presente en este momento.

Clínica Can Calau Centro de desintoxicación

Nos basamos en el Modelo Minnesota, nacido en EEUU en los años 50. Con un enfoque cognitivo-conductual, multidisciplinar e integral. Partimos y tratamos la adicción como una enfermedad crónica pero con una posible recuperación, donde el paciente aprenderá a vivir sin la necesidad de consumir alcohol. Cuyas consecuencias son de ámbito físico, mental, social y emocional.

Los primeros objetivos a corto plazo son: lograr que el alcohólico y la familia acepten la enfermedad y sus consecuencias, hacer ver al adicto y a la familia la necesidad de ayuda, determinar las conductas que el alcohólico tiene que cambiar, e impulsar a la acción constructiva para desarrollar una vida diferente.

¿Como ayudar a un adicto?

El adicto empieza a sentir culpabilidad, frustración, baja autoestima, miedo y desilusión

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecerle contenidos interesantes mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies