900 83 44 58 Información para tratamiento (gratuito 24h) | info@cancalau.com

No debemos mirarnos tanto el ombligo durante la recuperación, la terapia nos ayuda a dejar de hacerlo.

“No consigo motivarme y cada día me cuesta más la recuperación. Llevo dos años deprimido y agobiado” Estas palabras no son poco frecuentes que las escuchemos en terapia, es mas, quizás no tan drásticas pero con matices similares, con mucha frecuencia.

¿Quiere esto decir que la recuperación es un calvario? Por supuesto que no, lo que pasa es que no estamos acostumbrados a darle importancia a lo que vamos consiguiendo, normalmente cuando hemos usado tóxicos durante años, estamos acostumbrados a grandes emociones tanto en positivo como en negativo y esto no es natural, ni normal, ni emocionalmente sano.

Fuente: taringa.net

Fuente: taringa.net

Al iniciar una recuperación y conforme vamos avanzando en ella, debemos aprender a valorar las cosas que nos van pasando, a entender que la vida no se compone de grandes explosiones emocionales, sino mas bien de situaciones que nos sacan de nuestro estado cotidiano, tanto para bien como para mal. Y sobre todo a valorar los buenos momentos, nuestra memoria selectiva nos juega malas pasadas, ya que esta “educada” para grabar a fuego lo negativo y pasar rápidamente por lo positivo.

Reeducarnos es parte de nuestra recuperación, debemos aprender a vivir de nuevo y a saborear la vida desde un plano más terrenal. Por supuesto que la persona que hacia esta ruda afirmación sobre el calvario que le suponía estar en recuperación ha pasado malos momentos, pero como todo hijo de vecino, y tras hablar en el grupo sobre ello y hacerle ver que no es así, sino que mas bien todo lo que le ha pasado desde su puesta en tratamiento son cosas positivas y que suman en su rehabilitación, el mismo se dio cuenta de cómo nuestra enfermedad nos juega esas malas pasadas y con poquito que le demos cancha, se hace fuerte para manipularnos y hacernos entrar en pensamientos circulares y negativos que la alimentan y nos acercan a eso que tanto tememos y de lo que tanto intentamos alejarnos, las recaídas..

La terapia nos ayuda a ver lo que no vemos, los grupos nos sirven para ponernos nuestra realidad delante, sin filtros y como diría un catedrático de la lengua muy famoso “sin pajas mentales”. El cambio que se va produciendo en nosotros durante la recuperación no es gratuito, es fruto del esfuerzo y la constancia y sobre todo del apoyo mutuo que se establece entre los adictos y sus grupos de terapia.

Alguna vez lo he dicho pero lo repetiré, solo afianzaremos nuestra recuperación si hacemos de ella algo positivo, si valoramos los cambios y la consecución de objetivos a corto, medio y largo plazo. La adhesión al tratamiento se basa en entender que todo lo que nos va pasando en infinitamente mejor que de lo que venimos.

En Can Calau te podemos ayudar, pregúntanos como sin compromiso.

“Para ser un gran campeón, tienes que creer que eres el mejor. Sino es así, pretende serlo”

 

Muhammad Ali.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecerle contenidos interesantes mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies