900 83 44 58 Información para tratamiento (gratuito 24h) | info@cancalau.com

La adicción no se cura solo con el tiempo

Solemos creer muchas veces que las cosas van a ir a mejor simplemente por el hecho de dejar pasar el tiempo, y todos sabemos que eso no es así. Marco Aurelio decía, “El tiempo es como un río que arrastra rápidamente todo lo que nace” y cuando hablamos de adicciones, el rió suele ir bien cargado.

Hace unos días tuve una visita de un chico que esta muy malito, su enfermedad esta en su máxima expresión, pero a la par, esa misma enfermedad de la que tanto hablamos, esa enfermedad casi invisible que nos manipula internamente y secuestra nuestra motivación y raciocinio, le hacia creer que dentro del desastre que esta viviendo aun podía controlar, que ahora que habíamos hablado y puesto las cosas claras, sabia lo que tenia que hacer y lo iba a hacer.

Debemos dejar que las situaciones se sucedan en el orden “ilógico” de la vida, que nos hundamos en el lodazal en el que se ha convertido nuestra existencia debido a nuestra adicción y que nos vayamos ahogando irremediablemente hasta que antes de sucumbir pidamos desesperadamente esa ayuda que en múltiples ocasiones nos ha sido ofrecida.Fuente: educacionysolidaridad.blogspot.com

Tras un par de semanas de silencio total por su parte, hoy ha vuelto a pedir ayuda desesperadamente, la situación ha empeorado, y a un ritmo mucho más veloz del que venia llevando, una “ilógica” sucesión de la vida pero muy “lógica” cuando hablamos de adicción. Por suerte o por desgracia nuestra hoja de ruta cuando estamos en activo, suele estar más que escrita mucho antes de que nosotros mismos seamos capaces de diseñarla, porque seguimos creyendo que tenemos el control y nuestra enfermedad juega con ventaja.

Es muy difícil por no decir casi imposible, salir de una adicción sin ayuda profesional, sin grupos de terapia, sin apoyo, y el tiempo nos lo enseña con demasiada crudeza mucho antes de lo que esperábamos, pero como nuestro sabio refranero español dice, “no hay mal que por bien no venga” y si somos capaces de utilizar estas situaciones, darles la vuelta y empezar desde la más pura resiliencia a construir, poco a poco nos pondremos en la senda correcta.

Hoy estoy contento por poder decir que otra persona ha pedido ayuda y ahora esta en sus manos cambiar su vida, creo que es la mejor decisión que ha tomado, aunque el igual que yo en su día, no sea capaz de verlo aun.

Un conocimiento de quiénes somos realmente, de nuestras debilidades nos ayuda a ser más felices.

Eduardo Punset.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecerle contenidos interesantes mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies